|

Italia – Sagrado Corazón: el amor humano y divino de Jesús

(ANS – Chiari) – El viernes 15 de junio, presidiendo las exequias del padre Silvio Galli, el Rector Mayor durante la homilía realizó una breve e incisiva catequesis sobre la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Una devoción, de la tradición y del carisma salesiano que podría convertirse en juvenil.

La desaparición del padre Silvio Galli (1927 – 2012) deja un gran vacío no sólo en la comunidad salesiana de Chiari y de la Inspectoría Lombarda Emiliana, sino también en tantas personas que en él habían encontrado un confesor, un guía espiritual y sobre todo una ayuda;  entre estos los miembros de la Asociación  “Auxilium” por él fundada para servir a los más pobres y desfavorecidos. Cerca de seis mil personas en el día precedente desfilaron delante de su salma como signo de afecto y reconocimiento.

A las exequias, participaron cerca de tres mil personas que contó con la presencia del Rector Mayor, el padre Francesco Cereda, y el padre Pier Fausto Frisoli, Consejeros generales para la Formación y la Región Italia Medio Oriente.

La fecha del funeral, coincidió con la fiesta del Sagrado Corazón, esto nos indica de alguna manera, “aquello que ha creído y comunicado, aquello que él ha vivido y propuesto, es decir, que nuestra vocación es hacia la santidad y que se llega a ser santo, haciendo aquello que Jesús ha dicho: amar a Dios con todo el corazón, con toda el alma y con todas las fuerzas y al prójimo como a nosotros mismos”. Una merecida memoria eucarística para el padre Galli “cuya grandeza humana, espiritual y salesiana fue aquella de haberse dejado amar por Dios, hasta convertirse él mismo en encarnación del amor de Dios para el prójimo, especialmente los más pobres, los necesitados, los marginados: un autentico Buen Samaritano, como Don Bosco”.

“Esta fiesta nos muestra que todo es mérito del amor, comenzando desde el diseño original de Dios y la creación, hasta la redención y la plenitud eterna de la comunión en Dios. Todo esto resplandece en el corazón de Jesús”. Haciendo propio algunos pasajes de  la Gaudium et Spes y de los Evangelios, Don Chávez afirmó que la herida del costado tiene en si un doble valor: “Es ante todo una puerta de apertura en la carne de Cristo, que nos permite entrar  en él  y en su misterio. De este modo, como dice el Apóstol Pablo, estamos en la capacidad de comprender con todos los santos cuál sea la amplitud, la altura y la profundidad para conocer a Cristo; y es también la fuente del cual brota sangre y agua. Del corazón de Cristo viene  difusa el agua que dona la vida y la sangre que purifica”.

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús, purificada de toda experiencia sentimental, enriquecida bíblicamente y teológicamente, “debe ser conservada y difundida como manifestación suprema del amor sensible y humano de Jesús que se ha donado al Padre y a nosotros. – Y después en clave más salesiana – Podría convertirse en una devoción juvenil, capaz de llamar a los jóvenes, atentos al amor y al símbolo del corazón, y llevarlos a beber de las fuentes de la salvación, que se encuentra solamente en el amor verdadero, aquél que se hace oblación de sí mismo y no posesión de los demás”.

Citando los artículos de las Constituciones especificó después:“Para nosotros esta devoción fue tan familiar hasta ser asimilada al icono del Buen Pastor, que conquista con la mansedumbre y la donación de sí” (11), y a la caridad pastoral (14). La reflexión sobre la vida de Don Bosco nos permite verificar hasta que punto nuestro querido padre Fundador se inspiró en modo consciente de la caridad de Cristo”. “La caridad apostólica, que está al centro de nuestro espíritu corresponde exactamente a aquello que él llamaba, según el lenguaje del tiempo, ‘devoción’”.

“Nuestra vida y vocación son una continuación de la misión de Cristo, en el predicar, en el bendecir, en el perdonar, en el educar, en el consolar, en el salvar. Por eso nuestra misión no consiste en hacer cosas, aunque deslumbren, sino en el ser signos y portadores del amor de Dios a los Jóvenes y de este modo ser santos”.

El texto integral de la homilía, en lengua italiana, está disponible en sdb.org.

Short URL: http://www.salesianosayacucho.edu.pe/?p=1490

Posted by on Jun 18 2012. Filed under MUNDO. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed



Recently Commented