|

Discurso del alumno de la Promoción Christian Jáuregui

Hoy,  partimos con rumbos distintos; y así,  quedan en nuestra mente cientos de recuerdos: aquellas alegrías, peleas y riñas que nos distanciaron por momentos.

Salesiano de corazón es el que lleva en su pecho los valores que desde pequeño se le fue anunciando, para un futuro de respeto, de amor por el prójimo y de compañerismo en todo momento;  el solidario siempre es respetado  en todo lugar y en cada instante.

¿Qué queremos de nuestra vida? ¿Terminamos y después qué? ¿Qué haremos el mes próximo?

Muchos de nosotros pensamos en ello, y recorre nuestro ser la sensación de incredulidad frente a lo que estamos pasando y de confusión a la vez,  porque detrás hay responsabilidades y no sólo sueños e ideales que nosotros nos hayamos trazado por cumplir, sino que están los sueños de quienes más nos aman: Nuestros Padres.

A ellos va nuestro agradecimiento, que sin importar cuán lejos o cerca estén de nuestro lado siempre estarán para apoyarnos cuando más lo necesitemos, a ellos debemos todo, pues sin importar cómo seamos frente a ellos siempre nos amarán porque somos sus hijos y en nosotros recae el peso, el compromiso de ser mejores cada día.

¿A que le tememos entonces?  Creo que le tememos a  todo lo que viene, a lo inesperado, a fallar, que si lo uno o lo otro, pero acaso ¿no estamos preparados para afrontar cualquier reto en la vida? Y  es el momento para recalcar la labor de nuestros maestros, que muchos de ellos no sólo dedicaron su tiempo a darnos clases y sólo enseñanzas, sino que destacaron la esencia de cada uno de nosotros. Cuantas veces no hemos escuchado de sus voces palabras de aliento y a la vez de cólera y rabia por lo mal actuamos, pero a ellos de corazón va nuestro más grato agradecimiento durante los años en el colegio.

¡¡¡Queridos profesores gracias por el tiempo dedicado y las canas blancas, gracias por el cariño y aprecio que sembraron en nuestros corazones…Gracias.!!!

Es pertinente también nuestro agradecimiento sincero a los Padres Salesianos de este colegio.

Y es sin duda uno de los mejores recuerdos que llevaremos en nuestra mente aquel simpático y alegre padre Wenceslao Echevarría, que con tal de sacar una sonrisa a cualquiera, daba el famoso e internacional “chaparrón” para alegrarnos el día, a él las gracias por su paciencia y estima con cada uno de nosotros a pesar de que le fallemos, aprecio inmenso es lo que le guardaremos. También señalar al Padre Alfonso Santos, que siempre preocupado por el bienestar de todos nosotros abogó por la comodidad en la infraestructura, a él agradecemos la sala de cómputo tras largos ratos de espera para que se prenda un simple CPU. Sin palabras me quedo al mencionar el grass sintético, que este año sirvió de gratos momentos de diversión que nunca se olvidarán.

A ellos las gracias, y a nosotros compañeros, el deber de construir cada día un país más digno en el que vivir, para ver trazadas nuestras metas y que cada uno de vuestros nombres deje huella en la historia.

Salesianos por siempre y de corazón, fieles servidores de Dios e hijos ilustres de nuestra madre y maestra “La Auxiliadora”, pues solo con ellos llegaremos lejos.

Short URL: http://www.salesianosayacucho.edu.pe/?p=2854

Posted by on Dic 19 2012. Filed under NOTICIAS. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed



Recently Commented